19 de marzo de 2017

CHACO - CAUSA CABALLERO II: TESTIGO RELATÓ COMO TORTURABAN A UNA DETENIDA FRENTE A SU BEBE.

Causa Caballero II Testigo relató cómo torturaban a una detenida frente a su bebé 
18/03/2017 
En lo que fue la 23ª audiencia de la causa Caballero II, en donde se investiga crímenes de la dictadura en el Chaco, el exdetenido político, Osvaldo Uferer, dio detalles del horror en la Brigada de Investigaciones. Recordó que fue torturado hasta el desmayo y que una exdetenida sufrió descargas eléctricas frente a su bebé.
El represor Luis Patetta escucha atento la declaración de Osvaldo Uferer. Foto: Es Chaco / Jorge Tello 
El tribunal rechazó el pedido de recusación de la parte acusadora y sostuvo al juez Iglesias. Críticas de legisladores nacionales al beneficio de prisión domiciliaria al genocida Gabino Manader. Declaró un sobreviviente del terrorismo de Estado, con un crudo testimonio de abusos gravísimos a presas políticas detenidas en la ex Brigada. La causa pasó a cuarto intermedio hasta el miércoles 22.

Con un retraso de más de una hora según lo estipulado, este viernes tuvo lugar una nueva jornada del juicio oral Caballero II, por crímenes de lesa humanidad en la ex Brigada de Investigaciones durante la última dictadura.

Pasadas las diez de la mañana, con las partes y los magistrados presentes en la sala de audiencias de Hipólito Yrigoyen 33, el juez Eduardo Belforte comunicó la decisión de rechazar el pedido recusatorio presentado por la Secretaría de DDHH contra el juez de instrucción Juan Manuel Iglesias, (integrante del tribunal) y por consiguiente su continuidad en la causa, que avanzó con la declaración testimonial del ex detenido político Osvaldo Uferer.

Además, como es casi una regla en el presente debate, el imputado Rodríguez Valiente hizo un nuevo descargo, desconociendo todas las acusaciones que pesan en su contra y alegando su inocencia. La causa pasó a cuarto intermedio hasta el miércoles 22, con la declaración testimonial del ex detenido político Francisco Perié, de Misiones.

Exactamente una semana atrás el tribunal había suspendido los debates para analizar la situación del cuestionado magistrado, ya que si bien la recusación de la Secretaría de DDHH estaba focalizada en lo atinente al reclamo de revocatoria de la prisión domiciliaria concedida por Iglesias al represor Gabino Manader, para los jueces el pedido tenía un “efecto expansivo” a todo el proceso y de darle curso debía implicar el apartamiento absoluto de Iglesias, lo que no ocurrió ni en el citado incidente, ni en la causa en su totalidad.

Cabe recordar que Iglesias fue muy criticado por los organismos de DDHH familiares de las víctimas y organizaciones sociales porque concedió la excarcelación al imputado Manader, a raíz de un informe de médicos del servicio de la misma Unidad Penitenciaria 7, y no tuvo en cuenta el dictamen de Cuerpo Médico de la Corte Suprema de la Nación, que luego de realizar un examen al imputado dictaminó que "la medida privatoria de su libertad en sí misma no debería afectar la evolución de su patología”.

Críticas de Pedrini y Pilatti Vergara 
Los diputados nacionales Juan Manuel Pedrini, Lucila Masin y Analía Rach Quiroga junto con la senadora Marín Pilatti Vergara presenciaron la de audiencia en el TOF y al finalizar los debates manifestaron su preocupación ante la situación de privilegio de Gabino Manader en prisión domiciliaria y sendas críticas respecto del accionar del juez Iglesias, por su deferencia para con el genocida, acusado de desapariciones forzadas, torturas y violaciones, y uno de los jefes del grupo de represores que actuaron en la Brigada de Investigaciones, además, ya condenado en el año 2010 a 25 años de prisión por torturas. 

En ese sentido una vez finalizada la audiencia, el diputado Pedrini señaló; “Venimos a manifestar nuestra preocupación por el incidente de prisión domiciliaria para el represor Gabino Manader, en el que no se cumplen las generales de la ley para concederla, y por lo cual descartamos que Manader esté siendo sometido a tratos crueles o inhumanos, o que atraviese un cuadro de salud que así lo amerite” Además remarcó que el privilegio implica una “situación es un amedrentamiento a los testigos sobrevivientes que pasen por este juicio”. También criticó al juez Iglesias; “es una expresión de un sector de la Justicia, al que le cuesta condenar a los represores del terrorismo de Estado, este tema de los DDHH atraviesa a la sociedad y la gran mayoría está a favor, pero hay sectores minoritarios que todavía reivindican a la dictadura”.

Por último alegó su convencimiento respecto de “una tendencia nacional del gobierno de Mauricio Macri, una suerte de devolución de favores; hoy gobierna la derecha neoliberal, los mismos que lo hicieron con Martínez de Hoz, y estos señores imputados fueron quienes le hicieron el trabajo sucio”. Por su parte la senadora Marín Pilatti Vergara manifestó su “total disconformidad con la prisión domiciliaria a una preso por delitos de lesa humanidad que a simple vista goza de perfecto estado de salud, y que si tiene un deterioro, es propio de su edad, pero no justificatorio del privilegio de cárcel en su domicilio. Por ello se buscó una constancia de muy poca validez frente al dictamen del equipo médico forense de la Corte Suprema de Justicia. Con lo cual vemos que es una puesta en escena de argumentos que no son válidos para justificar este tipo de beneficios”. Además advirtió que “esta situación forma parte de una “ola” a nivel nacional; son más de cincuenta los casos de torturadores que reciben este trato, desde que asumió este nuevo gobierno nacional, cambió la concepción del gobierno respecto del respeto de los DDHH. Se tuerce la legislación vigente para el beneficio de los responsables de la represión”

En rechazo a la domiciliaria para Manader, organismos de DDHH comenzaron una campaña de recolección de firmas y acompañamiento a un petitorio al Consejo de la Magistratura para el apartamiento de Iglesias de la causa. Quienes deseen consultarlo deben dirigirse a la sede provisoria de al Comisión Provincial por la Memoria en avenida Sarmiento 139.

La violación como sistema
Despejada la cuestión “Iglesias – Manader”, la audiencia continuó con la declaración de Osvaldo Uferer, cuya participación en el juicio fue pospuesta en dos oportunidades. De impecables pantalones blancos y camisa celeste a lunares, este militante justicialista e histórico declarante en los procesos de Juicio y Castigo en la región, contó que fue detenido el 22 de abril de 1976, cuando un patrullero lo levantó de la calle en la zona de Villa Central Norte y lo depositó en la Brigada de Investigaciones por calle Marcelo T. de Alvear, donde pasó 31 días en los que fue testigo de la capacidad para la aberración de la naturaleza humana.

Explicó que según su experiencia en la Brigada convivieron dos estructuras: una formal, con Thomas a la cabeza y Meza como subcomisario encargado del área restringida, y en la que Rodríguez Valiente tenía el papel de sumariante, y otra subterránea, informal, en la que a Thomas lo seguían muy de cerca Gabino Manader, Cardozo y otros, que mandaban tanto como un jefe e incluso podían contradecir órdenes.

Contó que conoció dos tipos de picana en la Brigada, una que no emitía sonido alguno y otra , de un “naranja subido, como las que se utilizan para el ganado, que hacía un pitido parecido al de la chicharra”.

En una ocasión en la que lo torturaron hasta que se desmayó, y lo dejaron tumbado en un rincón, pudo escuchar la voz de Gabino Manader y los gritos de la detenida Nora Valladares durante un interrogatorio.

“Manader le decía: “Bueno… bueno terminemos… decime lo que quiero saber y te devuelvo la bombacha, te vestís y listo…”. Como la mujer no respondía la torturaron un poco más, hasta que Manader se cansó y le dijo: “Bueno, ¿sabés qué? Vamos a traer a tu hijo”.

“Nora estaba detenida con un bebé de siete meses –continuó el testigo. Yo creo que le aplicaron la picana, porque cuando sonaba, el bebé lloraba”. Elsa Quiróz, y Graciela de la Rosa fueron otras detenidas políticas con quienes los integrantes de la patota de Investigaciones se ensañaban y eran destinatarias de golpes y demás abusos, según relató el testigo.

El testimonio de Uferer es coincidente con lo relatado por otros testigos que pasaron por los debates, y a juicio de fiscales y querellantes permite configurar una práctica sistémica en el centro clandestino que funcionara en Marcelo T. de Alvear 32.

Imputados
De todos los procesos al terrorismo de Estado realizados en el Chaco, esta causa, cuarto juicio oral en la materia, es el que más obstáculos y retrasos tuvo en su desarrollo, desde su inicio el 16 de junio de 2016 a la fecha. Son juzgados doce represores por los delitos de tormento psíquico y físico agravado por la condición de detenido político de la víctima (militantes de Ligas Agrarias, de PRT, y de la Juventud Universitaria Peronista), privación ilegítima de la libertad, desaparición forzada de personas, y un caso de violación tomado como crimen de lesa humanidad.

Además del los ya nombrados Francisco Rodríguez y Gabino Manader, los imputados son José Marin, Sargento de la Policía del Chaco, Ramón Esteban Meza, Comisario General de la Policía del Chaco, Enzo Breard, Cabo Primero de la Policía del Chaco, Albino Luis Borda, Suboficial Principal de la Policía del Chaco, Jorge Ibarra, Suboficial Principal de la Policía del Chaco, Miguel Pelozo, el ex comisario Antonio Musa Azar Curi, exjefe de Inteligencia de la Policía de Santiago del Estero , el ex comisario Miguel Garbi, también santiagueño, José Tadeo Luis Bettolli Teniente Coronel del Ejército y el teniente primero Luis Alberto Patetta, que todavía no fue trasladado al penal de Campo de Mayo, luego de su llegada a la sede del TOF para brindar ampliación indagatoria dos semanas atrás. Fuente: Comisión Provincial por la Memoria
Fuente:ChacoDiaPorDia