23 de abril de 2018

PARAGUAY.

Paraguay: ganó un “heredero de la dictadura” de Stroessner 
El candidato oficialista obtuvo la mayoría de los votos y se transformó en el nuevo presidente de esa nación suramericana. Abdo Benítez es un conocido empresario, hijo de quien fuera secretario privado del dictador Alfredo Stroessner. El nuevo mandatario dedicó el triunfo a su padre. Las encuestas volvieron a mostrase distantes de la realidad. 
Por Hector Bernardo
Abr 23, 2018
Este domingo 22 de abril, el candidato oficialista Mario Abdo Benítez obtuvo la mayoría de los votos y se transformó en nuevo presidente de Paraguay. Su triunfo representa la continuidad del Partido Colorado en el gobierno. Una vez más, los resultados anunciados por las encuestas preelectorales estuvieron muy lejos de los números finales.
Diversas encuestadoras anunciaban un triunfo del candidato del Partido Colorado por más de veinte puntos (algunas llegaron a hablar de treinta puntos de diferencia). Sin embargo, muy lejos de esos números, el resultado final mostró que el candidato oficialista sólo obtuvo cuatro puntos más que el segundo. Abdo Benítez obtuvo el 46,4% de los votos y Efraín Alegre, del Partido Liberal Radical Auténtico, el 42,7%.
A pesar de que ninguno de los dos candidatos superó el 50% y la diferencia fue sólo de 3,7%, el sistema electoral paraguayo no platea una segunda vuelta y quien saca la mínima ventaja es el ganador.
El nuevo presidente de Paraguay es hijo de Mario Abdo Benítez, exsecretario privado del dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), y toda su carrera política estuvo ligada los círculos del exdictador, por lo que se lo suele señalar como “un heredero de la dictadura”. “No puedo dejar de recordar a mi padre, que fue un gran colorado”, dijo el nuevo presidente, que tiene el mismo nombre que su padre.
“EL NUEVO PRESIDENTE DE PARAGUAY ES HIJO DE MARIO ABDO BENÍTEZ, EXSECRETARIO PRIVADO DEL DICTADOR ALFREDO STROESSNER (1954-1989), Y TODA SU CARRERA POLÍTICA ESTUVO LIGADA LOS CÍRCULOS DEL EXDICTADOR, POR LO QUE SE LO SUELE SEÑALAR COMO UN ‘HEREDERO DE LA DICTADURA’”
El triunfo del candidato del Partido Colorado representa la continuidad de las políticas de Horacio Cartes, quien en el plano internacional se alineó con los intereses de Estados Unidos en la región y, por ende, con el de los integrantes del autodenominado Grupo de Lima, espacio en el que sobresalen las figuras del presidente argentino Mauricio Macri y el mandatario golpista brasileño Michel Temer.
Además de su rol como empresario, Abdo Benítez (de 46 años) fue subteniente de Reserva de Aviación y paracaidista militar por el Comando de la Fuerza Aérea; se formó académicamente en Estados Unidos, se desempeñó como senador por el Partido Colorado y ahora gobernará Paraguay durante el período 2018 -2023.
Fuente:Contexto                  

ROSARIO: Carta a Daniel, por nuestra lucha de tantos años.

23 de abril de 2018 
Carta a Daniel, por nuestra lucha de tantos años 
Por Elida Luna *
Mi querido flaco:
Quiero contarte una noticia importante. Nuestra lucha de tantos años, que comenzó aquel triste 18 de enero de 1976, cuando te secuestraron policías federales en el Hospital Provincial, empezó a dar sus frutos, cuatro décadas después.
Ahora por fin, la justicia federal considera que tu secuestro, tortura y desaparición merece ser juzgada, tu caso integra la base fáctica de la tercer elevación oral de la mega causa Feced.
Cómo la peleamos! Con nuestra familia, a través de Familiares, nuestro querido organismo y nuestras incansables abogadas! Finalmente veremos en el banquillo de los acusados a algunos de tus verdugos y asesinos.
Te hablo no sólo como militante política, sino fundamentalmente como tu compañera, como la mamá de tu hija y de tu hijo.
Fue tan doloroso el camino, tan inexplicables las aberraciones que cometieron con tu vida, con tu cuerpo, que se tornó intolerable tan solo imaginarlas.
Nítidamente recuerdo aquel último día en que nos vimos, en la puerta del hospital, con Paulita llorando cuando te la arrancaron de los brazos.
Te acordás que lograste abrazarme y me dijiste, con tu mano en la panza donde crecía tu hijo, el que no te permitieron conocer: "vos siempre fuerte no me aflojes, cuidalos mucho y contales cuanto los amo a los dos". Hice todo lo que pude. Logramos identificar a muchos de tus victimarios, asesinos terroristas de estado que eran, que son, fundamentalmente cobardes. Pude contar, pude gritar que no lograron doblegarte, que nunca te quebraste que tus labios se sellaron, que te abrazaste a tus mejores sueños.
Sabemos que llegaste a la "Redonda" casi moribundo, sabemos de tu paso por Coronda, donde tus compañeros protagonizaron uno de los hechos colectivos más valientes de la dictadura, impidiendo tu secuestro.
Me contaron miles de anécdotas tus compañeros de cautiverio, y en todas aparecés íntegro, solidario, con la alegría de creer que el mundo iba a ser mejor más tarde o más temprano.
Recibimos tus cartas, siempre queriendo saber de tu familia, preguntando por tu "Pelada", como llamabas a Paula. Supimos de tu inmensa alegría cuando nació José. Y pudimos reconstruir tus últimos momentos, tu traslado en medio de la noche al Servicio de Informaciones, a las mazmorras donde reinaba el asesino mayor. Supimos de tus brazos y piernas rotas, abandonado en el piso de la "Favela".
Conocimos tu generosidad hasta las últimas circunstancias, que repartiste tus pocas cosas entre tus compañeros cuando te anunciaron que iban a asesinarte y le dijiste al Payo Lopez. "No doy más, cuando salgas buscá a mi mujer, a mis hijos, a mis padres, que sepan que siempre los tuve conmigo y que estarán, en mi memoria, para siempre".
¡Cómo vamos a flaquear! tu recuerdo vive en tus hijos, tu nieto, mi marido y compañero. Vive en todos nosotros.
Quiero contarte que estoy especialmente agradecida con un Fiscal, nuestro Fiscal, así, con mayúsculas, el doctor Stara, el "Gonza", que trabajó siempre para hacer realidad esta causa, tu causa, que por diversas mezquindades no podrá encabezar la acusación pública en tu juicio pero aún así fue el más mencionado por tus asesinos que continúan destilando odio.
Tu ejemplo militante ya no es solamente nuestro, es un mojón en la historia de las luchas populares, como un hermoso y valiente combatiente, que luchó por un mundo soñado, un mundo que parecía a la vuelta de la esquina, te quiero mucho, Pety.

* Histórica militante de organismos de DD.HH
Esposa de Daniel Gorosito (foto), secuestrado y desaparecido en Rosario
Fuente:Rosario12

TUCUMÁN: la fiscalía pidió la detención de gerentes y administradores del ingenio La Fronterita.

23 de abril de 2018
En Tucumán, la fiscalía pidió la detención de gerentes y administradores del ingenio La Fronterita 
Los empresarios cómplices del terror
En base a testimonios y documentación, el fiscal federal Pablo Camuña consideró que seis empresarios del ingenio fueron cómplices de más de 60 secuestros de trabajadores, sus familiares y vecinos, y de la desaparición de otros diez.
Por Ailín Bullentini
El juicio Operativo Independencia terminó el año pasado y reveló parte de los hechos ahora investigados. 

Imagen: Télam
La Fiscalía Federal de Tucumán solicitó que se detenga y se indague a seis empresarios vinculados al ingenio azucarero La Fronterita durante la década de los 70, en donde el Ejército instaló una base militar que funcionó como centro clandestino de detención. En base a testimonios y documentación administrativa, el fiscal los consideró cómplices de más de 60 secuestros de sindicalistas azucareros, trabajadores del ingenio, sus familiares y vecinos cercanos y de la desaparición de una decena de ellos materializadas por el Ejército entre 1975, en el marco del Operativo Independencia, y 1979, cuando la última dictadura cívico militar había arrasado con casi toda la militancia en el país. De concretarse, sería el primer caso de complicidad empresarial con el terrorismo de Estado en la provincia que queda sometido al proceso de memoria, verdad y justicia. La decisión está en manos del juez federal Daniel Bejas. 
Que a los dueños del Ingenio La Fronterita solo les faltó ensuciarse las manos con la sangre de las víctimas del terrorismo de Estado durante la última dictadura es una premisa que circuló como sentencia en Tucumán desde aquellos años y que habita los despachos judiciales desde hace tiempo. El juicio Operativo Independencia, que terminó a mediados del año pasado, amplió el conocimiento que se tenía respecto de estos hechos. 
Hace algunas semanas, el fiscal Pablo Camuña, titular de la sede tucumana de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, solicitó formalmente al juez Bejas que indague y detenga con prisión preventiva a media docena de directivos de la empresa por secuestros, torturas y desapariciones de obreros de la fábrica, familiares de ellos y vecinos.  
“Consideramos que hubo una coincidencia de intereses entre militares y empresarios. Los militares buscaban desmovilizar a los azucareros tucumanos, cosa que a los empresarios les convenía por una cuestión económica: buscaban profundas reformas como la suplantación de mano de obra por maquinaria sin la oposición de un gremio combativo”, apuntó Camuña. 
“Esta clase de pedidos suele hacerse con un grado de certeza básico, pero nosotros trabajamos para lograr un nivel propio de un juicio oral para poder exigirle al juez que estas personas deben ser indagadas por ser cómplices de delitos de lesa humanidad. Trabajamos para no tener dudas”, dijo a este diario Camuña en relación con el requerimiento que aún aguarda una respuesta del juez.
En base a un centenar de testimonios, documentación recogida durante el allanamiento a las oficinas de la Fronterita –solicitado por la Fiscalía y ordenado por Bejas en mayo de 2016–, documentos fiscales y registros públicos, la Fiscalía Federal concluyó que el empresariado que manejó a ese ingenio, uno de los más pujantes de la provincia en los 70, colaboró con el terrorismo de Estado. “Las colaboraciones fueron variadas: desde prestar el predio para que se instalara la base militar, hasta la cesión de vehículos de la empresa para secuestrar personas y sobre todo la provisión de información al Ejército sobre trabajadores y habitantes de las colonias obreras”, explicó Camuña. 
El ingenio azucarero La Fronterita funcionaba en un enorme predio ubicado a 10 kilómetros de Famaillá, Tucumán. Entonces, el territorio en manos de la firma José Minetti y Cía. Ltda. S.A.C.I., incluía las plantaciones, los galpones y las oficinas, las “colonias”, pequeños barrios donde vivían los obreros y sus familias; una escuela, un dispensario, una comisaría. “Una estructura semifeudal”, comparó Camuña en donde, entre febrero de 1975, cuando comenzó el Operativo Independencia, y por lo menos 1978 funcionó, también, una base militar. 
La fuerza de tareas que estuvo a cargo de esa base, llamada “Rayo”, nucleó las actividades de “control de la población” en toda la zona del ingenio y sus alrededores, desarrolló “actividades de represión ilegal lisa y llana centradas en la persecución de opositores políticos”, informó la Fiscalía e, incluso, “intervino en la sociabilidad de esos pueblos, controlaba todo lo relacionado con la población, incluso hasta el horario en el que se acostaba la gente”, puntualizó Camuña. 
La base se instaló en el “tambo” o “los conventillos”, un lugar ubicado a 300 metros de las oficinas de los directivos del ingenio. Camuña remarcó: “No cabe duda de que ellos sabían lo que allí sucedía”. 
La fiscalía solicitó a Bejas la indagatoria y la detención de seis administradores y empresarios que estuvieron al mando del ingenio por considerarlos cómplices de los secuestros de 68 personas: 44 eran trabajadores del ingenio, 34 vivían en las colonias, buena parte integraba el Sindicato de Fábrica y Surco del Ingenio La Fronterita afiliado a Fotia, y 51 estuvieron detenidos en la base militar antes de ser trasladados a otros centros clandestinos. También los consideró cómplices de las torturas aplicadas y de la desaparición de 11 de ellos, varios delegados, algunos vecinos de fuera del ingenio y el secretario general del sindicato hasta el ‘75. Dos de ellos fueron localizados en el Pozo de Vargas. 
Fuente:Pagina12

Sigue el juicio a la Ford, una patronal de lesa humanidad.

GENOCIDIO DE CLASE 
Sigue el juicio a la Ford, una patronal de lesa humanidad 
Otro sobreviviente relató la lucha en los 70 contra la dictadura patronal. Fue en una nueva audiencia del proceso contra dos exgerentes de la multinacional y un militar por el secuestro y tortura de 24 obreros. 
Andrea López CeProDH Zona Norte del Gran Buenos Aires 
Lunes 23 de abril
Pedro Müller -saco oscuro- y Francisco Sibillia -saco claro- (foto Eitan Abramovich/AFP)

La historia de una multinacional genocida

Muchos habrán pasado alguna o muchas veces por Panamericana y Henry Ford, en la Zona Norte del Gran Buenos Aires. Allí se puede ver desde varios metros de distancia y bien alto el logo (cebolla como lo llaman sus obreros) de la imponente multinacional automotriz norteamericana.
Para la gran mayoría de las personas, el rol de esta y tantas otras empresas durante la dictadura, seguramente es poco o nada conocido. No es casual, luego de la dictadura garantizaron su impunidad y sus ganancias todos los gobiernos “democráticos” y el Poder Judicial con la “ayuda” de la burocracia sindical. Tampoco se conoce mucho de la otra parte de la historia, la de la organización y lucha de sus obreros y de miles de trabajadores en todo el país.

El juicio contra los exgerentes de Ford

Desde diciembre pasado se están desarrollando en los Tribunales de San Martín las audiencias del juicio oral contra dos exgerentes de la empresa por el secuestro y tortura de 24 obreros dentro del centro clandestino que la multinacional automotriz tuvo dentro de sus instalaciones.
En la causa están imputados dos exdirectivos de aquella época: Pedro Müller (85 años), gerente de Manufactura, y Héctor Francisco Sibilla (90), jefe de Seguridad de la planta. Otro de los que están siendo juzgados en este juicio es Santiago Omar Riveros (94), que en aquel entonces era director de Institutos Militares y dependía la guarnición Campo de Mayo.
Otros de los procesados en la causa, que murieron impunes gracias al dilate y maniobras judiciales para comenzar el juicio, fueron el exgerente de Relaciones Institucionales de Ford, Guillermo Gallarraga y Nicolás Enrique Julián Courard, que en aquel entonces era presidente de Ford.
La jueza Alicia Vence procesó en mayo de 2013 a los tres exdirectivos de Ford como partícipes primarios de los secuestros y tormentos de 24 trabajadores, todos delegados y activistas gremiales. Müller, Galárraga y Sibilla fueron responsabilizados por haber entregado al Comando de Institutos Militares datos personales y fotos de empleados que luego fueron secuestrados, y por “haber permitido que se montara un centro de detención en el interior del predio de esa fábrica, en los sectores del Campo Recreativo y/o de Deporte (el quincho), para que sus dependientes fueran interrogados, golpeados, maniatados, tapándoseles sus rostros para que no pudieran observar lo que ocurría”.
En el auto de elevación a juicio se dio por probado que “la empresa aportaba recursos y apoyaba al gobierno de facto a cambio de la ’limpieza de los elementos’ que le impedían sojuzgar al personal y avasallar sus derechos laborales obtenidos”. Además el mismo documento sostiene que los aportes de los gerentes “fueron esenciales” para materializar los secuestros.
El texto judicial agrega que “la automotriz quería generar más productividad a bajo costo. Por otro lado, los militares necesitaban un ‘enemigo’ interno para justificar la estabilidad del régimen ilegal. De esa conjunción emergió la llamada ‘subversión industrial’, que no era otra cosa que un puñado de delegados de base que pujaban por los derechos laborales de sus compañeros, obviamente impidiendo así los atropellos de la patronal y minando la posibilidad de que la productividad creciera a cuesta de su salud física y mental”.

Organización y lucha obrera en la zona norte

 
El norte del Gran Buenos Aires sigue siendo la zona industrial más importante del país, donde se encuentran muchas de las más grandes empresas extranjeras y nacionales, que ya en los 70 empleaban a miles y miles de obreros. Dentro de ellas, los trabajadores se organizaban cada vez en mayor medida y de manera independiente a la burocracia sindical.
Fue tan extendida la organización en aquellos años de ascenso obrero, que trabajadoras y trabajadores de muchísimas fábricas, talleres, astilleros y otros gremios conformaron las Coordinadoras Interfabriles, que se extendían a todas zonas de la provincia hacia el sur, este y oeste. Los obreros de Ford eran parte de ese proceso.
Las Coordinadoras jugaron un rol fundamental en la lucha contra el plan de ajuste de gobierno de Isabel Perón y López Rega. El 15 de abril del 75 fue una marcha enorme, la más organizada. Como cuentan los sobrevivientes de Ford, ellos levantaron “toda la zona norte desde Garín hasta puente Saavedra. Las fábricas, talleres, todos los trabajadores fuimos a esa marcha que tenía unos diez kilómetros aproximadamente. En Márquez y Panamericana nos esperaban las fuerzas represivas y nosotros conseguimos un camión con garrafas, les dijimos que si nos reprimían iban a volar ellos también junto con nosotros, y sus restos y los nuestros se iban a repartir por toda la provincia”.
Alrededor de Ford, de Tigre a Escobar, todo el cinturón industrial de zona norte se puso en lucha, arrancando desde los Astilleros Astarsa a todas las empresas de la zona. Como cuentan los sobrevivientes de Ford, ya desde 1973 tenían grandes aliados. Los trabajadores de Astarsa se organizaban y peleaban contra las terribles condiciones de trabajo, ya que cada barco que fabricaban se llevaba la vida de uno de ellos. Los obreros de Ford luchaban por lo mismo. En aquel momento los que trabajaban en la sección Chasis morían por plomo en la sangre o terminaban con cáncer de pulmón y nunca se sabía por qué. La empresa los echaba y desaparecían de la planta.
En este sentido declaró en la audiencia del último martes Carlos Cantelo, quien ingresó a trabajar en Ford en diciembre de 1970 y lo hizo hasta diciembre de 1975 en el sector de Subarmado, donde se soldaban las cajas de las camionetas y se reparaba todo lo que se había roto en otras etapas de la producción para que vuelva a la línea de montaje. Desde un primer momento, como Cantelo ya había trabajado en otra automotriz, planteó que era fundamental para protegerse del plomo usar traje de amianto en el estómago y los testículos por los rayos ultravioleta que son consecuencia de la soldadura.
Cantelo estaba muy preocupado por la cuestión de la contaminación por plomo, y por eso realizó un gran trabajo de investigación. En la audiencia declaró que Ford nunca le perdonó eso. “Por eso me mandó a buscar”, afirma. Con ese estudio los trabajadores supieron a qué se debía. 
En su testimonio Cantelo manifestó que “el tema del plomo era gravísimo. Todos los meses los médicos de la empresa nos sacaban sangre para hacer un seguimiento. En determinado momento yo descubrí de casualidad unas actas del Ministerio de Salud en las que se detallaban las enfermedades que podían producir las líneas de trabajo y establecían recomendaciones, que no se cumplían, es decir, descubrí un delito. El plomo en sangre se adquiere y no se va más. El cuerpo lee plomo y lo deposita en los huesos, así como el calcio. Produce impotencia sexual, somnolencia de día e imposibilidad de dormir de noche”.
Tras sus cinco años de trabajo en Ford el sobreviviente perdió el 80 % de la audición de un oído por los ruidos de las pulidoras, todas neumáticas. “Cuando uno entra a la empresa tiene que estar ok y después lo destruyen y lo cambian por otro”, expresó.
En marzo de 1976, tres meses después de haberse ido de Ford, fue secuestrado por las fuerzas de seguridad en la puerta de su casa. Le exhibieron su credencial de trabajo, con su nombre, apellido y otros datos personales. La misma que había usado para ingresar a la planta de Pacheco todos los días, durante cinco años, y que había devuelto en su último día como operario de Ford, junto con las herramientas de trabajo.

La burocracia del Smata, ayer y hoy al servicio del gran capital

A mediados de 1975, en el marco de una huelga con ocupación de fábricas por parte de los obreros de automotrices, los de Ford marcharon hasta la sede del Smata, que conducía José Rodríguez, para rechazar la paritaria y exigir la convocatoria a un plenario de delegados.
Aquella lucha concluyó con el despido de más de 300 trabajadores, un estricto régimen de control policial dentro y fuera de la planta y el desplazamiento de la comisión interna, según se relata en el libro Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad, coeditado en 2015 por la Secretaría de Derechos Humanos, el Programa Verdad y Justicia, Flacso, el CELS e Infojus.
Pedro Troiani, uno de los obreros sobrevivientes declaró que, gracias a la lucha, en 1975 lograron un convenio colectivo que era uno de los mejores del país, logrando entre otras cosas un aumento del 100 % de los sueldos y el 1 % del valor de cada auto que sería destinado a la obra social (dinero que finalmente el gremio jamás usó para tal fin). De hecho, el histórico burócrata entregador de obreros, José Rodríguez, murió en 2009 procesado pero impune por el manejo fraudulento de la obra social junto a otros miembros de su familia.
Troiani recordó con precisión en su testimonio judicial que la conducción del Smata, meses antes del golpe, los llamó a un plenario de delegados en la Federación de Box. Allí el secretario general Rodríguez les dijo que se venía el golpe, que él iba a amoldarse y que los cuadros medios iban a ir presos. “¡Si eso no fue una amenaza! Todos los trabajadores de distintas fábricas del Smata sufrimos esa amenaza”, exclamó el exobrero ante el Tribunal.

“El quincho”, el centro clandestino

El famoso “Quincho”, ubicado dentro del predio de Ford, era un lugar en el que los trabajadores compartían momentos de distensión. Allí se reunían y organizaban. A principios de los 70 desde allí pusieron en pie el cuerpo de delegados de la fábrica. Pero a partir del golpe genocida del 24 de marzo de 1976, fue en ese mismo lugar donde se los secuestró y torturó.
El 25 de marzo del 76, un día después del golpe, los delegados fueron citados a una reunión. El gerente Galárraga les leyó una esquela, que adjudicó a un coronel, que los exhortaba a olvidarse de todo reclamo gremial. “Se acabaron todos los problemas”, ironizó el gerente. “La empresa Ford Motor Argentina pasa a ser objetivo y prioridad militar”, afirmó.
En los últimos días de marzo comenzaron los secuestros, la mayoría en el predio de Pacheco, en horario laboral y frente a compañeros, seguidos por interrogatorios y torturas en el quincho del campo de deportes donde el Ejército había instalado su campamento.
En un discurso pronunciado el 13 de mayo de 1980 en la inauguración de la planta de camiones en el predio de Pacheco, el presidente de Ford, Juan María Courad sin ningún pudor manifestó: “A partir de marzo de 1976 estábamos enfrentados a un desafío. En la República Argentina se había iniciado un proceso, un cambio de sistemas, un cambio de filosofía integral. Había que cambiar la mentalidad. En nuestro caso había una decisión empresaria y, con nuestros actos y procedimientos, demostramos cuál era esa decisión".
Courad agregó en aquel evento empresario, que "para esos representantes de la destrucción sin patria y sin Dios -que tantos problemas le han costado al país erradicarlos, y de los que aún existen algunos grupos- solo queda el desprecio de los hombres de bien, de los que trabajando o estudiando van haciendo la patria de todos los días". Ese presidente de Ford murió impune.
A fines de mayo de 2012, a 36 años del golpe, se realizó una inspección ocular al quincho. Una decena de los sobrevivientes se hizo presente: Pedro Troiani, Carlos Propato, Carlos Garey, Rúben Traverso, Ismael Portillo, Carlos Cantello, “el Negro” y otros, junto a María Victoria Moyano, nieta restituida y referente del Centro de Profesionales de los Derechos Humanos (CeProDH). Los obreros sobrevivientes ingresaron tras casi cuatro décadas al lugar donde fueron secuestrados y torturados.
En ese momento, Pedro Troiani recordaba cuando “el Ejército ocupó la planta, la llenaron de camiones y tanquetas mientras sobrevolaban rasantes los helicópteros. Rápidamente la empresa nos marcó, les entregó el comedor y los abasteció de combustible. En pocas horas instalaron un cuartel militar dentro de la fábrica”.
“Éramos muy chicos -relata Carlos Propato-, adolescentes, estábamos empezando una vida. Peleábamos por el salario, por el día femenino, la guardería…”.
En 2015, la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de expropiación del “Quincho” presentado por Christian Castillo (PTS-FIT). 

La lucha por el juicio y castigo, tarea del presente para el futuro

La próxima audiencia del juicio contra estos empresarios genocidas será el 3 de mayo a las 9:30. Allí declarará por teleconferencia otro de los sobrevivientes, Eduardo Pulega, quien reside en Estados Unidos.
Como quedó demostrado en innumerables casos, entre los que están Mercedes Benz, Ledesma, Techint y otras empresas, la patronal junto a la burocracia sindical, la Iglesia, el poder judicial y otras instituciones fueron responsables directas del genocidio perpetrado para destruir la organización de miles de trabajadores, estudiantes y sectores populares en todo el país que le disputaban el poder al gran capital. 
A 42 años del golpe genocida, la pelea contra la impunidad, por el juicio y castigo en cárcel común para todos los genocidas militares y civiles es una pelea de primer orden para los trabajadores, la juventud y el pueblo.

Fuente:LaIzquierdaDiario

CÓRDOBA: Violaciones de la dictadura van juicio.

Violaciones de la dictadura van juicio 
DESTACAN EL AVANCE DE CONSIDERAR LA ESPECIFICIDAD COMO DELITO DE LESA HUMANIDAD 
23/04/2018 
Realizarán en Córdoba la primera instrucción para un juicio de lesa humanidad enfocada a delitos sexuales. “La idea es concluir con la instrucción a fin de año” para luego elevar la causa a juicio, señaló el juez, Miguel Vaca Narvaja. La causa denominada “Gómez, Miguel Angel y otros” se inició con 82 imputados, entre ellos el genocida Luciano Benjamín Menéndez, pero en la actualidad quedan 66, tras el fallecimiento de este último, el pasado 27 de febrero, y de otros acusados.
El expediente comprende delitos del terrorismo de Estado en perjuicio de 107 víctimas, de las cuales 46 sufrieron diversos abusos sexuales, incluidos 11 casos de violación agravada.


Casos.
Los hechos investigados ocurrieron entre febrero de 1975 -cuando en Córdoba actuaba el Comando Libertadores de América (CLA), versión cordobesa de la Triple A que operaba en la órbita del Tercer Cuerpo de Ejército- y abril de 1978, en los centros clandestinos de detención, torturas y exterminio conocidos como D2 (en la sede de Informaciones de la Policía provincial), Campo de La Ribera y La Perla.
Quedan en instrucción “unas veinte causas por violaciones a los derechos humanos y en los casos de abusos sexuales están primeros en la grilla, mas allá de que todas están en instrucción y con distintas pruebas a diligenciarse”, explicó Vaca Narvaja. En un plano más general, estimó que “en dos o tres años” esperan “terminar con todas las causas pendientes por derechos humanos en Córdoba, en la medida que la instrucción lo permita y no se agreguen nuevas causas”.
Quita de recursos.
En la búsqueda de acelerar la instrucción y la elevación a juicio de las causas pendientes, Vaca Narvaja deploró que “desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación” les “están quitando recursos”. En el Juzgado Federal 3, contaban con una persona que los estaba ayudando mucho con la digitalización de las causas, pero desde la Secretaría “le revocaron el contrato”, citó como ejemplo y agregó que también “redujeron (el presupuesto de) el Equipo Argentino de Antropología Forense”.
Por su parte, la fiscal federal Graciela López de Filoñuk, a cargo de la instrucción, destacó que en esta causa se ha considerado la especificidad del abuso sexual como delito de lesa humanidad, en casos anteriores encuadrados como “tormentos agravados”. 
Dijo además que será un proceso judicial “paradigmático” y que, si bien “no va a revelar nada nuevo, porque en causas anteriores se habló de los abusos sexuales, el haber sacado a este tipo de delitos del contexto de tormentos calificados, para llevarlo como delito autónomo dentro de todo lo que la víctima sufrió, para las víctimas significa mucho”. “Ya no consideramos que la violación sea producto de la desviación depravada del autor únicamente, porque si bien existe un depravado, el resto consideraba que era normal el violar, el tocamiento, los actos indignos que se cometieron sobre todo contra las mujeres, aunque también contra los hombres” en cautiverio en centros clandestinos, dijo.
“Un gran avance”.
La fiscal destacó que considerar la especificidad de los abusos sexuales como delitos de lesa humanidad “es un gran avance” y lamentó que “no se lo trató así desde el comienzo”. En relación a las víctimas ya fallecidas, explicó que si “testigos” le dicen que “fue violada y murió en cautiverio, ya sea fusilada o desaparecida”, promueve igualmente “acción penal”, dijo la representante del Ministerio Público Fiscal. “Si la víctima que me dicen los testigos que fue violada salió del campo de concentración y vivió mucho tiempo y después murió por causas naturales y nunca me lo vino a decir, yo no promuevo la acción penal porque interpreto que la voluntad de esa víctima era que no se investigara y yo priorizo a la victima”, aclaró.
Las mujeres fueron “las más castigadas sexualmente, vejadas permanentemente, en definitiva cosificadas, eran una cosa, y pongo de relieve el testimonio de las mujeres porque fueron muchos más sinceras que los hombres, porque hay los que fueron violados pero no lo dijeron”, acotó. “Ellos tomaban posesión de las personas, decidían sobre la vida y la muerte y si podía decidir matarlas, quitarles la vida, porqué no violarlas, porque eran los dueños de los cuerpos”, reflexionó la fiscal. (Télam)
Fuente:laArena

MAR DEL PLATA: Comienza un juicio contra 43 imputados por delitos de lesa humanidad en Necochea y la zona.

DD.HH. 
Comienza un juicio contra 43 imputados por delitos de lesa humanidad en Necochea y la zona  
lunes, 23 de abril de 2018
El Tribunal Oral y Federal 2 de la vecina localidad de Mar del Plata comenzará a juzgar este miércoles a 43 imputados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar. El proceso será contra miembros de las tres fuerzas armadas, agentes de la Prefectura Naval y un policía bonaerense.
Este juicio abordará los hechos cometidos dentro de la Subzona 15 y sus correspondientes áreas, que abarcó las localidades de Necochea, General Pueyrredon, General Lavalle, General Madariaga, Mar Chiquita, Balcarce, General Alvarado, Lobería y San Cayetano y dentro de los centros clandestinos de detención conocidos como “La Cueva” y Base Naval.
El juicio ante el Tribunal Oral Federal está previsto que se desarrolle desde este miércoles a las 9.30, semana por medio, los miércoles, jueves y viernes y, durante el proceso oral y público, se ventilarán 272 hechos y se juzgará también la asociación ilícita en relación a algunos de los 43 imputados. De los hechos, 133 víctimas se encuentran en calidad de desaparecidas, de 28 de ellas fueron encontrados sus cuerpos y 111 fueron liberadas en su momento luego de la detención ilegal.
En total serán siete juicios los que continuarán en el transcurso de esta semana en distintos puntos del país:
En los tribunales porteños de Comodoro Py, el lunes 23, el Tribunal Oral Federal 3 continuará con el juicio por apropiación de niños y niñas en el Hospital Militar Central durante la última dictadura, que tiene como acusados al excomandante de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros, y al médico Raúl Martín.
El próximo jueves en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe continuará el juicio que se le sigue a dos imputados por crímenes cometidos durante la dictadura en el penal de Coronda en perjuicio de 39 víctimas.
En San Juan, también el lunes, proseguirá el debate oral conocido como Megacausa II por delitos de lesa humanidad en jurisdicción del área militar 332, que dependía del III Cuerpo de Ejército, y que tiene a 21 imputados, entre ellos, quien fuera jefe de Inteligencia del Regimiento de Infantería de Montaña (RIM) 22, Jorge Antonio Olivera.
Se juzga la responsabilidad de 43 imputados, entre miembros del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada, y también agentes de Prefectura Naval Argentina y un policía. Se ventilarán 272 casos, 133 víctimas se encuentran en la actualidad en calidad de desaparecidas; de 28 de ellas fueron encontrados sus cuerpos, y las 111 restantes fueron liberadas luego de su detención ilegal.
En Mendoza capital, el jueves 26 será el turno del alegato de la fiscalía en el juicio que tenía en sus comienzos al fallecido represor Luciano Benjamín Menéndez como principal acusado y a otros 26 exmilitares y expolicías que prestaron funciones en la IV Brigada Aérea, en la VII Brigada de Infantería de Montaña y en las policías federal y provincial por crímenes cometidos contra 86 víctimas.
En la ciudad de Buenos Aires, también el jueves 26, continuará el debate por crímenes de lesa humanidad en el centro clandestino de detención Sheraton, que funcionó al menos entre diciembre de 1976 y abril de 1978 en la Subcomisaría de Villa Insuperable, ubicada en el cruce de las calles Tapalqué y Quintana del partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires.
En Santa Rosa, La Pampa, el miércoles 25, jueves 26 y viernes 27, continuarán las audiencias del segundo juicio que se realiza en la provincia denominado Subzona 14 II, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal que juzga a 18 imputados entre militares y personal policial, acusados de violaciones a los derechos humanos cometidos antes y durante la última dictadura cívico militar. En Resistencia, Chaco, también el jueves 26 y el viernes 27 proseguirá el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la Brigada de Investigaciones de Resistencia conocido como Caballero II, con los alegatos de las querellas.
Fuente:4Vientos

Nora Cortiñas pasó por Paraná en el marco de una jornada cultural por el día de la madre tierra.

23/04/2018Además, estuvieron Verzeñassi y LajmanovichNora Cortiñas pasó por Paraná en el marco de una jornada cultural por el día de la madre tierra
Click para Ampliar
La referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora recibió el aplauso del auditorio en AGMER Paraná.
Este domingo se realizó en la sede de AGMER Paraná un panel homenajeando a la madre tierra. En esta jornada estuvo presente una de las referentes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, además de los dos prestigiosos profesionales, el doctor Damián Verzeñassi y el biólogo Rafael Lajmanovich. Los tres recibieron un reconocimiento por parte de las organizaciones que impulsaron la actividad por iniciativa del centro de estudios Junta Abya Yala por los Pueblos Libres. La actividad contó con una jornada cultural en la Vieja Usina. "Para Nora y las Madres (como para nosotros) los derechos humanos no deben ser herramientas al servicio de valores occidentales para seguir imponiendo miradas dominantes, sino contribuciones para un despertar; perspectivas que contribuyan a los rebeldes a dar la lucha para poner algunos valores nefastos –el racismo en todas sus formas, el sexismo, el androcentrismo, el eurocentrismo, por ejemplo–, ponerlos bajo una prohibición perpetua, y para recuperar el lugar del humano junto al resto de los seres, como hermano y no como dueño y señor", expresaron sobre Cortiñas desde la organización.La doble jornada cultural organizada por centros de estudios independientes y sindicatos en homenaje a la Pachamama comenzó por la tarde con la presencia de Nora Morales de Cortiñas, ese emblema de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora que viajó a Paraná para recibir una distinción.

Nora Cortiñas comparte la mesa de disertantes con el doctor Damián Verzeñassi y el biólogo Rafael Lajmanovich en el salón de calle Laprida 136. Los tres recibieron el reconocimiento anual Conciencia Abya yala 2018, que consistirá en sendas alfarerías de la artista Beatriz Traver Borny de Santángelo, con reminiscencias de la cultura Goya Malabrigo. En ese mismo encuentro se dará inicio a la Encuesta del Vivir Bien y Buen Convivir, organizada para este año por cuatro colectivos culturales.

La jornada tuvo su broche artístico a las 20.30 con una velada inolvidable bajo el título "Pachamama: el canto compartido". Consistirá en un Recital de Melipal (con afamados miembros de Los Trovadores) en La Vieja Usina, y con presencia de otros artistas locales: la voz de Lucrecia Brasseur, Flavio Valdez en la guitarra y el bandoneón de Gustavo Reynoso, publicó Uno Entre Ríos.

La jornada de conciencia y lucha ambiental es organizada por el Colectivo Trabajadores Por la Ventana, el Programa Por Una Nueva Economía, Humana y Sustentable de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UNER, el Grupo de Reflexión Ambiental Mingaché, el centro de estudios Junta Abya yala por los Pueblos Libres –JAPL–, y cuenta con el apoyo y la invitación de Agmer y los militantes del programa Paren de Fumigar.

Los homenajeados

Rafael C. Lajmanovich es un investigador del Conicet nacido en Paraná. Profesor Titular de la Cátedra de Ecotoxicología (ESS) en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (Universidad Nacional del Litoral), en el Paraje El Pozo, Santa Fe. Es uno de los científicos que primero alertó sobre los efectos de las sustancias químicas usadas en el agro a escala sobre la vida de las especies, principalmente anfibios.

Damián Verzeñassi es un médico paranaense, de la Cátedra de Ambiente y Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, es impulsor de los campamentos sanitarios en la región y fue el expositor argentino ante el juicio simbólico a Monsanto realizado en Europa.

Nora Morales de Cortiñas es psicóloga social, una de las cofundadoras de Madres de Plaza de Mayo, luchadora incansable por los derechos humanos y la biodiversidad y los emprendimientos colectivos. Madre de Carlos Gustavo Cortiñas, detenido desaparecido en abril de 1977. Ejerce la docencia en la Universidad de Buenos Aires.

Dicen los organizadores de la distinción: "Para Nora y las Madres (como para nosotros) los derechos humanos no deben ser herramientas al servicio de valores occidentales para seguir imponiendo miradas dominantes, sino contribuciones para un despertar; perspectivas que contribuyan a los rebeldes a dar la lucha para poner algunos valores nefastos –el racismo en todas sus formas, el sexismo, el androcentrismo, el eurocentrismo, por ejemplo–, ponerlos bajo una prohibición perpetua, y para recuperar el lugar del humano junto al resto de los seres, como hermano y no como dueño y señor. Donde el poder no escucha, las Noras son todo oídos; donde el poder embiste, cavan trincheras; donde el poder hace desaparecer, alumbran y cobijan; donde el poder fragmenta y compra voluntades, amasan el pan común. Ser compañero, y no aceptar las tentaciones de los ladrones de riquezas y sueños: ese es el legado de las Noras. Y hacer del dolor más hondo la conciencia más noble y colectiva, con un sencillo pañal de bebé en la cabeza, hecho pañuelo y bandera. Todos son nuestros hijos".

La Encuesta

Un puñado de organizaciones sociales lanzaron este domingo, con la presencia de Cortiñas, la Encuesta del vivir bien y bello y el buen convivir, con el objetivo de "conocer las expectativas en zonas urbanas y rurales en torno de la vida en armonía con la naturaleza y la producción de alimentos sanos y en cercanía, e indagar en las posibilidades de promover chacras biológicas comunitarias". La Encuesta se propone "tomar conciencia de la distancia actual entre el ser humano, la naturaleza y el cultivo de los alimentos. Y tomar conciencia de los efectos degradantes de ese distanciamiento en las personas y en todas las especies".

"Desde el diálogo, desde el saber escucharnos, queremos propiciar caminos para el reencuentro, y para descolonizarnos", dicen los organizadores. La Encuesta busca también "observar las demandas de diversas formas de relación con la tierra. Entendemos que nos permitirá alentar estudios, reunir conocimientos dispersos, difundir el estado de cosas y, una vez concluida la consulta, presentar el panorama para que los pueblos recuperen vínculos con su entorno y decidan con autonomía los pasos a seguir", se lee en un documento.

Chacras

"Vamos por chacras biológicas comunitarias. Entendemos a lachacra en un sentido amplio, como un conjunto de situaciones, vínculos y actividades en la relación ser humano/tierra en forma armónica, integral, con particular inclinación en este caso a la producción de los alimentos y acento en la salud y la diversidad. Biológica alude a la producción orgánica, no sostenida en herbicidas, insecticidas o transgénicos, y sobre una base de respeto al suelo y la biodiversidad. Y comunitaria porque esta iniciativa busca conocer causas y efectos del individualismo, y promover el uso sustentable de las riquezas y en grupo, con criterios solidarios, de cooperación, y con respeto a la soberanía particular de los pueblos, es decir: esos modos propios del relacionamiento, contra las fórmulas niveladoras de las diferencias, impuestas por el colonialismo".

El estudio social será realizado desde este domingo, Día Internacional de la Madre Tierra, hasta el 10 de abril, en que se recuerda el Reglamento de Tierras de José Artigas. Abarcará diversas zonas del territorio entrerriano, conocido por una estructura económica expulsora de sus habitantes, durante décadas.
Fuente:AnalisisDigital

OPINIÓN.

OTRA MIRADA SOBRE LA VIOLENCIA Y LA  INSEGURIDAD
 “DE ENERO A ENERO LA PLATA ES DEL BANQUERO”
 Violencia e inseguridad, se han constituido en una de las grandes preocupaciones ciudadanas, también de investigadores, funcionarios políticos, educativos y policiales, con gran repercusión en los medios de comunicación.
La gente siente miedo, se angustia y desespera en la búsqueda de soluciones para un problema que no comprende, y que lo tiene como potencial víctima de la irracionalidad de inadaptados, y la falta de respuesta por parte del Estado.
En la creencia de que algunas iniciativas pueden colaborar para superar este mal trago, los vecinos exigen legítimamente, más policías, más equipamiento y cámaras de vigilancia; se enrejan, ponen alarmas comunitarias o individuales; concurren a marchas, reuniones con funcionarios políticos o policiales, firman petitorios exigiendo leyes más duras, menos permisividad de los jueces en las excarcelaciones y todo aquello que cada uno pueda imaginar.
Pese a esas acciones, estudios y propuestas, las soluciones se hacen más ilusorias y lejanas, y la inseguridad se expande por todo el cuerpo social.
En paralelo, las distintas jurisdicciones del Estado, los dirigentes y las bancadas políticas se inculpan mutuamente, transformando a la cuestión en un botín de las miserias políticas, cuando no electorales.
Salideras, motochorros, robos y palabras del mismo tenor pasan a engrosar nuestro léxico diario y se constituyen en motivo de las charlas cotidianas, ocultando los verdaderos males que nos aquejan, como son los ajustes, tarifazos e injusta acumulación de la riqueza.
Los expertos exponen sus diagnósticos, las unidades académicas confeccionan mapas del delito y el Estado anuncia reformas legales, policiales, procedimentales y todas las que quiera imaginar, sin que nada cambie.
¿Qué ha pasado en unos pocos años, para que la violencia se haya desmadrado de la forma que lo ha hecho? ¿Qué maldición bíblica ha caído sobre nosotros para que ocurra tal transformación?
Muchos se hacen los idiotas.
Rara vez en el debate sobre esta problemática, se pone en el centro del mismo, las razones que provocaron este descalabro; menos se intenta mostrar la relación directa entre el juego y el incremento de la criminalidad.
Desde que en el país se difundieron las salas de juego, prohijadas por el Estado nacional, provincial o municipal, en acuerdos con empresas extranjeras y nativas, los índices delictuales no han parado de crecer.
Ello no es una rareza o una anomalía imprevista, ya que toda la bibliografía al respecto, deja patente la relación lineal, constante y estrecha entre juego y delito.
Quienes por acción u omisión convalidaron estas políticas, sabían o deberían haber sabido de las consecuencias lamentables de sus decisiones, pero se hicieron y siguen haciéndose los idiotas y nos quieren tomar por tales.
Basta como ejemplo, investigaciones de la Universidad de Illinois EE.UU., determinaron que en un periodo de 20 años las ciudades estadounidenses que cuentan con casinos aumentaron en 44% su índice delictivo(1)
El diario New York Times, señala que en Delta Town, a partir del establecimiento de casinos, no se erradicó la pobreza ni ha mejorado el nivel de vida; en cambio sí subió la criminalidad en esa área. Un análisis en Nueva Zelanda, estableció que si se abren casinos en las zonas urbanas de ese país la criminalidad aumentaría un 52%.
 “Atlantic era el lugar número 50, en los Estados Unidos en materia de seguridad. A 3 años de que se autorizó el juego pasó del 50 al primer lugar en materia de inseguridad”. (2)
Estos datos, son un espejo en donde nadie quiere mirarse, sobre todo en una ciudad con índices delictuales altos, al que hay que darle una respuesta.
Mientras muchos se rasgan las vestiduras y hacen oír sus catilinarias contra este flagelo, poco hacen para desarmar el huevo de la serpiente, causante del problema y cada día se involucran más en las actividades conjuntas con las salas de juego o intentan reducirles gabelas.
Existe una  sociedad en la que unos programan, difunden, hacen planes, carreras, obras y otros ponen la plata, lo que es un decir, ya que a la misma la pone la pobre gente que juega.
Estos juegos, lejos están de ser un divertimento, encierran un nivel de tensión y crispación muy alto, que sumado a la frustración de la pérdida económica, disparan la violencia a escalas peligrosas. Todos los días jóvenes y sectores de menores recursos van a dejar en esas salas sus magros ingresos y deben volver a sus casas con los bolsillos flacos, el ánimo por el piso y la desesperación a flor de piel. En ese contexto, el aumento de la delincuencia es un daño colateral, que nadie quiere afrontar y menos desterrar.
 Casino, pues, en el sentido italiano: un gigantesco enredo, un desmadre que, más que contaminar al sistema, lo retrata. Un sitio donde quienes pretenden ganar unos cuantos pesos -los ciudadanos- son meros peones al servicio de quienes en verdad se enriquecen: quienes otorgan las concesiones, los dueños de éstas (con frecuencia otros políticos) y el crimen organizado que lava su dinero o cobra "derecho de piso". “En su banal atrocidad, simboliza la falta de auténticas políticas sociales, la desvergüenza de quienes deben vigilar los centros de juego, la hipocresía en la política sobre las adicciones, la impunidad y la irresponsabilidad de una clase política que, ni siquiera frente al deterioro socioeconómico, político, y moral que representa este hecho, deja de lado sus intereses para concentrarse, por una vez, en el interés común.”(3)
Si algún funcionario o candidato habla de combatir el delito y no se refiere al juego, no le crea nada, por cuanto nada se logrará sino no se controlan estos salas.

Ricardo Luis Mascheroni - docente
  
Ref:       
1.- “Casinos: Efectos sociales negativos y ludopatía”, Dr. Juan Martín Sandoval De Escurdia, Investigador Parlamentario en Política Social y la Lic. María Paz Richard Muñoz, División de Política Social, Cámara de Diputados de México;
2.- HERNANDEZ, Oscar, “Beneficios y perjuicios de los casinos”, Televisa, 09-11-07, Mex.
3.- Jorge Volpi, “El casino y sus metáforas”, - Reforma -11 Sep. 11.



DIFUSIÓN.

Docentes en CABA

Entrevista a Eduardo López
“Estamos siendo invadidos terriblemente por el tema de la importación”, sostuvo. El secretario general del gremio docente de la Ciudad, Eduardo López, reflexionó sobre la situación educativa. Y respondió a una inquietud de la AGENCIA PACO URONDO: si la gestión es mala, ¿por qué el macrismo gana siempre en la CABA? (Leer nota)
Máximo Kirchner
“Macri tiene una soberbia despiadada a la hora de decir cómo viven los argentinos” (Leer nota)



 
Violencia institucional
27 años de la muerte de Walter Bulacio (Leer nota)


 
Seguir leyendo

“Macri tiene una soberbia despiadada a la hora de decir cómo viven los argentinos” (Leer nota)

Prohíben el uso y el comercio de glifosato en Gualeguaychú (Leer nota)

Agroindustria: asueto "operativo" y temor por centenares de despidos (de 300 a 1000) (Leer nota)

Sunchales, Santa Fe: llegó última tecnología para el tratamiento del cáncer (Leer nota)
 

LO MÁS LEÍDO DEL MES